ISSN: 1889-5433 (papel) ISSN: 2254-5506 (digital) secretaria@mgyf.org

Artículo de Revisión

Información del artículo


Historia del artículo:
Recibido el 3 de junio de 2020
Aceptado el 7 de julio de 2020
On-line el 16 de julio de 2020


Palabras clave:
Covid-19
Sociosanitario
Centro de mayores


*Autor para correspondencia
Correo electrónico:
mmozotan@semg.es

http://dx.doi.org/10.24038/mgyf.2020.036


Keywords:

Covid-19
Socio-sanitary system
Older centere

Manuel Mozota Núñez

Presidente del SSB Zona Noáin. Centro de Salud de Noáin. Navarra


Resumen


No hay otro lugar en el que la pandemia haya tenido una mayor incidencia como en los centros sociosanitarios (CSS), cuyo índice de letalidad que ha llegado a alcanzar e incluso sobrepasar el 20 % de los infectados.

Los usuarios de los CSS son de elevada edad. Estar en un lugar cerrado compartiendo estancia las 24 horas del día con otras personas vulnerables, hace que el contacto sea más estrecho entre usuarios y trabajadores, por lo que el Ministerio de Sanidad y las autoridades han tenido que elaborar protocolos para el abordaje de estas situaciones.

Para un correcto manejo de la situación es fundamental la actuación precoz y seguir las normas establecidas en el protocolo para el diagnóstico del caso, con las medidas de aislamiento y protección tanto del paciente como para el resto de los usuarios y los trabajadores. Pero la situación previa de los CSS también ha influido y, en no pocos de ellos, ha lastrado la evolución y control de la situación.

© 2020 Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.
Publicado por Ergon Creación, S.A.


Covid-19 and case management in social healthcare centers

Abstract


There is no other place where the pandemic has started like in the social health centers (CSS), with a fatality rate that has reached and even exceeded 20% of those infected.

CSS users are elderly, being in a closed place sharing a stay 24 hours a day with other vulnerable people makes contact between users and workers closer, so the Ministry of Health and the authorities have had what to make protocols for handling these situations.

Early action and follow the rulwa established in the protocol for the diagnosis of the case, with the isolation and protection measures for both the patient and the restoration of the users and the workers is essential for a correct management of the situation. But the previous situation of the CSS has also influenced and, in not a few of them, it has the evolution and control of the situation.

© 2020 Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.
Published by  Ergon Creación, S.A.

Introducción

La actuación en residencias, centros de día y resto servicios sociales con motivo de la presencia de la covid-19 es complicada, ya que nos encontramos con un hándicap importante: los usuarios de estos dispositivos forman parte de grupos de riesgo por su edad y por ser, muchos de ellos, pacientes pluripatológicos; por otra parte, al permanecer internados y confinados en un entorno cerrado, se establece un contacto más estrecho entre los usuarios y también con los trabajadores, por lo que es difícil garantizar la distancia de seguridad, lo que facilita la transmisión de la infección. La situación se complica porque muchos de estos centros sociosanitarios (CSS) tenían ya unas condiciones previas de cierta precariedad y hacinamiento que esta pandemia ha evidenciado.

Uno de los problemas generados es la escasa disponibilidad de test diagnósticos y, en consecuencia, la escasa realización de los test a los usuarios y trabajadores de estos centros durante muchos momentos de la pandemia; se desconoce, por tanto, la dimensión real de la propagación del virus en los CSS desde el inicio. Ha sido posteriormente, a la vista de lo sucedido, cuando el Ministerio asumió que es prioritario reorientar el abordaje de los casos en los CSS y realizar los test diagnósticos tanto a los usuarios como a todos los trabajadores de las residencias y centros de día, así como a los del Servicio de Ayuda a Domicilio.

Régimen de aislamiento

Según las fases, las visitas fueron prohibidas o limitadas.

En la fase 0 no se pudo recibir visitas. Los usuarios permanecían aislados y se promulgaron medidas higiénicas máximas y de separación de seguridad. Por ello el plan de desescalada no contempló las visitas a familiares que se encuentren en las residencias hasta la fase 2 o intermedia.

De acuerdo a lo recogido en el artículo 20 de la Orden SND/414/2020, del 16 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, se estableció que era decisión de cada comunidad autónoma ordenar el momento en el que se podían realizar las visitas de los familiares a los CSS, pero se matizaba que estas visitas se realizarían preferentemente en supuestos excepcionales, tales como el final de la vida o el alivio de descompensación neurocognitiva del residente. Estas visitas se limitaban a una persona y debían concertarse previamente. Aunque no fue así en el caso de que en el centro existieran personas que con PCR positiva para SARS-CoV-2. Solo se podía realizar visitas a centros libres de contagios o que no se encontrasen en cuarentena.

En todo momento se debían regular las entradas y salidas para evitar aglomeraciones y garantizar que se cumplían las medidas sanitarias de higiene.

Además, a partir de la fase 1 o inicial se permitían los desplazamientos a otro domicilio para ver a un familiar, siempre que se encontrara en la misma provincia o en otro territorio si estaba debidamente justificado o también en la fase 3; o visitar a personas con discapacidad en residencias y viviendas tuteladas, salvo en el caso de las residencias de mayores.

La atención domiciliaria y el seguimiento continuo a personas mayores por parte de los servicios sociales pudo efectuarse desde la fase 1, siempre y cuando los asistidos no vivieran en estos centros para la tercera edad.

En caso de que un usuario o un trabajador tuviera sintomatología, se le debía realizar la PCR. Si se trataba de un trabajador, este no podía acudir al trabajo hasta que el resultado fuera negativo; en caso de ser positivo se debía realizar el test a todos los usuarios y trabajadores de la residencia.

Los centros de día en fase 0 y 1 se cerraron. Posteriormente en la fase 2 y 3 las comunidades autónomas regularon el funcionamiento de estos. El cierre de los mismos no fue óbice para que siguieran dando servicio. Los centros de día tienen la obligación de ofrecer servicio a los usuarios, ya sea por vía telemática o acudiendo a su domicilio con las medidas de seguridad necesarias.

El Servicio de Ayuda a Domicilio es de gran importancia y es considerado servicio esencial; sin embargo, tenía un especial riesgo, tanto para sufrir contagio por un paciente con coronavirus como para ser fuente de propagación del virus, por lo que se debía tener un especial cuidado, por lo que debían disponer de todos los instrumentos a su alcance para no contagiarse ni contagiar. Las mascarillas, guantes y la protección ocular deben utilizarse con todos los usuarios del servicio, mientras que con los sospechosos de padecer la infección se debe usar un EPI.

Las trabajadoras sociales en los Servicios Sociales de Base constituyen otro servicio esencial, que, dada la situación, tiene muchos casos nuevos. Este servicio no se puede cerrar y debe seguir con sus prestaciones. En la fase 0 y 1 se realizó asistencia preferiblemente telefónica; se tramitaron telemáticamente todas las solicitudes que pudieran surgir. En fases posteriores fue preferible continuar con un aumento de la gestión por vía telemática y se dejaron las reuniones personales para cuestiones estrictamente necesarias.

Cuando se realizan entrevistas personales se debe guardar la distancia de seguridad, desinfectar la estancia y realizar una correcta higiene de manos. Se aconseja poner una pantalla protectora entre el profesional y el usuario. Se debe disponer de un gel desinfectante para usar en caso de ser necesario.

Los trabajadores de un CSS que presenten sintomatología de una posible infección respiratoria (tos, fiebre o disnea) no deben acudir al centro. Deberán permanecer en su domicilio y consultar por vía telefónica a los servicios sanitarios/servicios de prevención/mutuas para que se realice una valoración individualizada y se verifique la situación y gestionar la Incapacidad Temporal en su caso.

Es importante identificar a todo el personal que atiende a los casos probables, posibles o confirmados de infección por SARS-CoV-2. Para ello, se realizará un registro de todo el personal que haya entrado en contacto con ellos. El riesgo deberá ser evaluado de manera individualizada. Las dudas relacionadas con las medidas de prevención y control de la transmisión de la infección en el CSS pueden ser dirigidas a los correspondientes Servicios de Prevención de Riesgos Laborales.

Plan de contingencia

Los centros deben disponer de planes de contingencia adaptados a las características de cada centro y dirigidos a prevenir y dar respuesta ante la eventual aparición de casos y brotes de covid-19.

Este plan incluirá al menos:

  • Un análisis detallado de las infraestructuras del CSS (número de plantas, número de habitaciones, sistemas de acceso). Se incluirá la posibilidad de organización del mismo dividido en áreas diferenciadas para residentes, según lo establecido en el apartado segundo de la Orden SND/265/2020, en función del riesgo y posibilidades de contagio de sus usuarios.
  • Análisis detallado de las características de los residentes.
  • Recursos humanos disponibles (personal sanitario y no sanitario).
  • Relación detallada de los EPI disponibles y estimación de las necesidades en un escenario de aumento acusado del número de casos.
  • Garantizar la provisión de jabón, papel y soluciones desinfectantes.
  • Establecer un plan de continuidad de la actividad ante posibles bajas del personal.

Presentación de un caso de covid-19

En el caso de que se detecte un caso en un residente del CSS deberá permanecer en cuarentena, lo que implica una habitación con buena ventilación, con baño propio, restringir los movimientos y salidas a zonas comunes; si fuera imprescindible salir deberá usar mascarilla quirúrgica.

Se controlarán los síntomas del paciente. No es necesario su traslado a un centro sanitario si tiene buen estado general; en caso de que necesite traslado se hará bajo las recomendaciones establecidas para el traslado de los pacientes con covid-19.

En el caso de que sea un trabajador del centro, se le debe realizar la prueba diagnóstica de laboratorio para SARS-CoV-2 dado que se considera que se trata de personal en contacto con población especialmente vulnerable. En caso de que sea clasificado como probable o confirmado será necesario identificar a todas las personas que puedan haber tenido contacto estrecho con él mientras presentaba los síntomas.

Medidas generales

  • Será competencia de la dirección del CSS garantizar que los trabajadores cuenten con la formación suficiente para el adecuado uso de los EPI y del lavado de manos.
  • Como norma de precaución general, se deberán seguir las medidas generales de precaución de transmisión por contacto y por gotas con todo residente o usuario que presente sintomatología respiratoria.
  • La higiene de manos es la medida principal de prevención y control de la infección. Deberá realizarse según la técnica correcta.
  • Se realizará higiene de manos antes y después del contacto con cada residente y después del contacto con superficies o equipos potencialmente contaminados.
  • Se realizará higiene de manos antes de colocarse el EPI y después de su retirada.
  • La higiene de manos se hará de manera general con agua y jabón. Si hay disponibilidad y las manos no están aparentemente sucias, se pueden usar productos de base alcohólica.
  • La utilización de guantes no exime de realizar la correcta higiene de manos tras su retirada. Los guantes deben ser cambiados siempre con cada residente y se ha de realizar higiene de manos tras su retirada y antes de colocarse unos nuevos.
  • Se colocarán carteles en la puerta o en la pared fuera de la habitación del residente donde se describa claramente el tipo de precauciones necesarias y el EPI requerido.
  • Se colocará dentro de la habitación del residente un cubo de basura con tapa y pedal para que los trabajadores puedan desechar fácilmente el EPI.

Actuaciones ante casos de covid-19 en residentes

  • Los casos posibles, probables o confirmados que se atiendan en la residencia o CSS deberán permanecer preferentemente en una habitación individual con buena ventilación (preferiblemente al exterior), con baño propio si es posible y con la puerta cerrada; en caso de que esto no sea posible, en un lugar en el que se pueda garantizar una distancia mínima de 2 metros con el resto de los convivientes.
  • Deberán restringirse las salidas fuera de la habitación al mínimo imprescindible; si estas fueran necesarias, el residente deberá llevar una mascarilla quirúrgica. Se ha de insistir en la higiene de manos antes y después de colocarse la mascarilla.
  • En el caso de que las condiciones del centro lo permitan, es preferible el aislamiento vertical o por plantas, como criterio de agrupación preferible para cada uno de los grupos de residentes señalados. El centro debe utilizar la sectorización de incendios ya definida como área de ubicación de cada uno de los grupos señalados, salvo que esto no sea posible por el tamaño de la residencia.
  • El centro deberá atender especialmente al mantenimiento en la zona de aislamiento que le corresponda de personas deambulantes o errantes, con trastorno neurocognitivo, de manera que se les permita deambular sin que les resulte posible salir de esa zona de aislamiento y se evite la sujeción mecánica o química.
  • Con carácter general, y siempre que exista disponibilidad, deberá realizarse la prueba diagnóstica de confirmación a los casos posibles en residencias de mayores y CSS para confirmar la posible infección por SARS-CoV-2. Para ello, el personal de la residencia deberá ponerse en contacto con el centro de atención primaria asignado, que actuará de forma coordinada con el médico de la residencia, si se cuenta con este recurso.
  • El aislamiento se mantendrá hasta que se obtenga un resultado negativo en una muestra respiratoria, si hay disponibilidad de pruebas diagnósticas; si no la hay, se mantendrá al menos 14 días desde el inicio de síntomas siempre que haya habido una resolución del cuadro clínico.
  • Los casos probables y confirmados que han requerido ingreso hospitalario podrán recibir el alta si su situación clínica lo permite, aunque su PCR siga siendo positiva, pero deberán mantener aislamiento en la residencia o CSS con monitorización de su situación clínica durante al menos 14 días desde el alta hospitalaria o hasta que se obtenga un resultado de laboratorio negativo. Se deberá identificar a todas las personas que puedan haber tenido un contacto estrecho con los casos probables y confirmados.

Conclusiones

La pandemia ha sido especialmente virulenta en los CSS debido a las características de estos centros, así como a las características de los usuarios, la mayor parte con avanzada edad y con pluripatología.

Para minimizar el efecto y evitar la propagación, es necesario desarrollar un Plan de Contingencia, realizar el diagnóstico precoz de los casos y evitar el contagio con medidas de protección adecuadas y con el aislamiento recomendado.

Para el diagnóstico precoz es imprescindible el acceso a test diagnósticos, tanto para pacientes sospechosos como para los contactos y los trabajadores. Si fuera un trabajador el contagiado, no debe acudir a trabajar y guardará las medidas de aislamiento adecuadas alejado del lugar de trabajo.

Es importante hacer hincapié en las medidas de higiene: lavado de manos, desinfección de las zonas, medidas de distanciamiento adecuada, ventilación y un correcto tratamiento de los residuos.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía


  • Orden SND/275/2020, de 23 de marzo, por la que se establecen medidas complementarias de carácter organizativo, así como de suministro de información en el ámbito de los centros de servicios sociales de carácter residencial en relación con la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por la covid-19. [Internet] 24/03/2020 [citado el 25/03/2020] Disponible en: https://www.boe.es/boe/dias/2020/03/24/pdfs/BOE-A-2020-4010. pdf
  • Ministerio de Sanidad. Gobierno de España. Guía de prevención y control frente a la covid-19 en residencias de mayores y otros centros de servicios sociales de carácter residencial. [Internet] 24/03/2020 [citado el 25/03/2020] Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCovChina/documentos/Residencias_y_centros_sociosanitarios_COVID-19. pdf
  • Ministerio de Sanidad. Manejo domiciliario de la covid-19. [Internet] 17/03/2020 [citado el 16/03/2020] Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCovChina/documentos/Manejo_domiciliario_de_COVID-19. pdf
  • Ministerio de Sanidad. Manejo domiciliario de la covid-19. [Internet] 17/03/2020 [citado el 16/03/2020] Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCovChina/documentos/Manejo_domiciliario_de_COVID-19. pdf