ISSN: 1889-5433 (papel) ISSN: 2254-5506 (digital) secretaria@mgyf.org

Editorial

Información del artículo


*Autor para correspondencia
Correo electrónico:
hmarcosc@semg.es
(H. Marcos Carreras).

http://dx.doi.org/10.24038/mgyf.2019.050


Keywords:

Adrenal gland
Adrenal gland neoplasm
Adrenal incidentaloma

Francisco Javier Rodríguez del Ríoa, Francesc Feliúb, Alicia Córdoba Romeroc, Hermenegildo Marcos Carrerasd,*

aSecretario de la Vocalía de Atención Primaria Rural del CGCOM. Centro de Salud de Horcajo de los Montes (Ciudad Real). bRepresentante Nacional de Médicos Tutores y Docentes del CGCOM. cRepresentante Nacional de Médicos Jóvenes y Promoción de Empleo del CGCOM. Centro de Salud Pisuerga. Valladolid. dRepresentante Nacional de Atención Primaria Rural del CGCOM. Centro de Salud de Corrales del Vino (Zamora).


Las vocalías de Tutores, Atención Primaria Rural y Médicos Jóvenes y en Formación de la Organización Médica Colegial, han celebrado recientemente una asamblea conjunta, en el Colegio de Médicos de León para debatir sobre la docencia pregrado y MIR en los centros de salud rurales y aportar propuestas de mejora.

La situación actual de déficit de médicos de atención primaria (médicos de familia y pediatras) se agravará por la previsión de numerosa jubilación en los próximos años. La oferta actual de plazas MIR de medicina de familia y pediatría no garantiza su reposición.

El aumento de plazas en la convocatoria de este año es un primer paso, que debe continuar, junto con el aumento de tutores, sobre todo en el medio rural. Este año se han convocado 1.914 plazas MIR de medicina de familia,104 más que el año pasado (5,4 % más); no obstante, como manifiesta Pilar Rodríguez Ledo, este aumento no va el solucionar el problema de fondo de la atención primaria, ya que hay un escaso margen de seguir aumentándolas porque se está alcanzando el número máximo de plazas acreditadas.

La formación actual de estas especialidades es fundamentalmente hospitalaria y en centros de salud urbanos, que están, en su gran mayoría, saturados. La demografía médica de la atención primaria muestra una evolución de centros de salud urbanos acreditados y con pérdida de tutores, hacia centros rurales no acreditados, con médicos jóvenes y con elevada motivación. Es necesario avanzar hacia la incorporación y acreditación de todos los centros de salud, sin distinción en su localización (urbana o rural).

La mayoría de los médicos que superan el examen MIR muestran preferencia e interés por las especialidades hospitalarias. Múltiples causas se encuentran en su origen, como el escaso conocimiento de la forma de trabajo y de los potenciales de la atención primaria; por ello es necesaria la creación de Departamentos de Medicina de Familia, dirigidos por estos especialistas y apoyados por la correspondiente rotación de los estudiantes por los centros de salud urbanos y rurales.

Los modelos y criterios de acreditación se deben actualizar para fomentar la formación en centros rurales, lo que implica facilitar la incorporación de sus médicos como tutores principales o de apoyo, así como el reconocimiento a su labor con incentivos asistenciales, formativos, académicos y retributivos.

El proceso de acreditación, en contra de lo que pueda parecer, es relativamente corto y fácil de realizar; los requisitos básicos son rellenar el documento de solicitud y acompañarlo de un proyecto docente para 4 años. Lo pueden solicitar todos los especialistas de medicina de familia con una experiencia profesional de al menos un año en su centro de salud, que conozcan el programa de la Especialidad, ejerzan en un centro de salud acreditado y con unas condiciones de trabajo adecuadas. Tiene una validez de 4 años renovables.

La atención primaria rural tiene una buena posición de partida en algunos de los aspectos que se valoran, como número de pacientes, tiempo dedicado a ellos, enfoque familiar o número de visitas domiciliarias mensuales, entre otros; no obstante, se debe potenciar la participación en proyectos de investigación.

Es necesario el compromiso de los poderes políticos de resolver los déficits económicos y organizativos de la atención primaria rural y que el Ministerio de Sanidad asuma la coordinación de las comunidades autónomas para adaptar la formación de la especialidad de Medicina de Familia a los nuevos escenarios.

Bibliografía