Endoftalmitis con absceso corneal por Serratia marcescens - Medicina General y de Familia
ISSN: 1889-5433 (papel) ISSN: 2254-5506 (digital) secretaria@mgyf.org

Clínica Cotidiana

Información del artículo


Historia del artículo:

Recibido el 7 de septiembre de 2017
Aceptado el 20 de junio de 2017
On-line el 27 de septiembre de 2018


Palabras clave:

Endoftalmitis
Absceso corneal
Serratia


*Autor para correspondencia

Correo electrónico:
javier_busta1@hotmail.com
(J. Bustamante Odriozola)

http://dx.doi.org/10.24038/mgyf.2018.033


Keywords:

Endophthalmitis
Corneal abscess
Serratia

Javier Bustamante Odriozolaa,*, Álvaro Pérez Martína, Romina Verónica Quintanaa, María José Agüeros Fernándezb, Daniel Martínez Revueltac, Inés Rivera Panizoc

aCentro de Salud Isabel II- Centro, Santander. bCentro de Salud Zapatón, Torrelavega. cCentro de Salud Camargo Costa, Camargo. Cantabria.

Resumen


La endoftalmitis es una infección ocular grave generalmente producida por bacterias y hongos en el contexto de una cirugía ocular previa, aunque existen otras causas.

Se trata de una enfermedad inflamatoria infecciosa grave que puede originar la pérdida de visión e incluso la pérdida ocular.

El tratamiento consiste en antibióticos intravítreos y sistémicos, ajustados según el antibiograma.

El diagnóstico de la enfermedad es clínico, si bien cuando se trata una urgencia puede ser vista desde atención primaria, motivo por el cual es importante reconocerla, dada la gravedad de la misma, y derivarla como tal para un tratamiento posterior por parte del oftalmólogo.

© 2018 Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.
Publicado por Ergon Creación, S.A.


Serratia marcescens endophthalmitis with corneal abscess

Abstract


Endophthalmitis is a serious eye infection usually produced by bacteria and fungi in the context of previous eye surgery although there are other causes.

It is a serious infectious inflammatory disease that can lead to loss of vision and even eye loss.

The treatment consists of intravitreal and systemic antibiotics, adjusting them according to antibiogram.

The diagnosis of the disease is clinical although it is an emergency, it can be seen in Primary Care which is why it is important to recognize it, given the severity of it, and derive it as such for a subsequent treatment by the ophthalmologist.

© 2018 Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.
Published by Ergon Creación, S.A.

Paciente de 75 años de edad, con antecedentes de neumonía organizativa crónica (en tratamiento con corticoides) y antecedente de intervenciones quirúrgicas previas de cataratas bilaterales y de dos desprendimientos de retina en el ojo izquierdo (el último hace 5 años).

Acude por cuadro de 3 días de evolución de secreción conjuntival purulenta con fotofobia, dolor ocular, ojo rojo y malestar general. Refiere que desde hace 2 meses padecía molestias en dicho ojo y hacía 15 días se había colocado una lente corneal por erosiones corneales múltiples. Durante la exploración física se encuentra afebril y hemodinámicamente estable. Se objetiva un absceso corneal con hipopion, que desaparece a lo largo del ingreso de la paciente (Fig. 1).

La analítica es completamente normal.

Se efectúa raspado corneal y frotis conjuntival para cultivo en Agar-sangre y chocolate. Se obtiene como resultado una Serratia marcescens, sensible a ciprofloxacino y resistente a los macrólidos. Se realiza el ingreso en oftalmología y se comienza con una pauta antibiótica a base de vancomicina y ceftazidima en colirios y endovenosa, junto a colirios de dexametasona y ciclopléjicos.

Tras el resultado del antibiograma, se cambia a pauta de colirios con ciprofloxacino; se sustituyen los antibióticos endovenosos por ertapenem. Tras una semana de tratamiento se observa mejoría del edema corneal, aunque persiste el infiltrado estromal de menor tamaño (2,3 x 2,4 al alta, respecto al 2,8 x 3 al ingreso).

Figura 1 – Absceso corneal por Serratia marcescens.

Figura 1 – Radiografía PA y lateral de tórax: aumento de densidad en el LM.

La paciente fue dada de alta con persistencia del absceso corneal, pero con gran mejoría y sin el hipopion que previamente presentaba (Fig. 1). Se pauta ciprofloxacino vía oral hasta cumplir 10 días, junto a colirios de ciprofloxacino, dexametasona, atropina y carbómero gel oftálmico.

En posteriores consultas se observa mejoría y la desaparición del absceso.

Comentario

La endoftalmitis hace referencia a la infección ocular secundaria a hongos o bacterias que incluye afectación del vítreo o del humor acuoso; la causa más frecuente es una infección posquirúrgica, aunque existen otras múltiples causas, como erosiones corneales de repetición, traumatismo ocular, asociada a blebs o tras inyección intravítrea, entre otras.

Los hallazgos analíticos suelen ser normales. Aparece leucocitosis en un tercio de los pacientes1. Los gérmenes más frecuentemente implicados son los grampositivos (95 %2). En cambio, nuestra paciente presentaba una infección por un gramnegativo.

El diagnóstico de los pacientes con endoftalmitis es clínico. Se confirma con cultivo microbiológico, normalmente por aspiración con aguja del vítreo o del humor acuoso1. En nuestro caso, dado que parte de la infección se había coleccionado y había originado un absceso, se pudo llegar al diagnóstico por un raspado conjuntival.

El tratamiento de elección en pacientes con endoftalmitis son los antibióticos locales y sistémicos; si bien estos últimos no son útiles en monoterapia, se han realizado estudios en los que se ha objetivado que los pacientes con antibióticos oftálmicos junto a los endovenosos tienen mejor tasa de visión posendoftalmitis que quienes son tratados únicamente con tratamiento antibiótico oftálmico3.

Responsabilidades éticas

Los autores declaran que han obtenido el consentimiento de forma verbal por parte de la paciente para la publicación de la imagen.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía


  1. Endophthalmitis Vitrectomy Study Group. Results of the Endophthalmitis Vitrectomy Study. A randomized trial of immediate vitrectomy and of intravenous antibiotics for the treatment of postoperative bacterial endophthalmitis. Arch Ophthalmol. 1995; 113: 1479-96.
  2. Han DP, Wisniewski SR, Wilson LA, Barza M, Vine AK, Doft BH, et al. Spectrum and susceptibilities of microbiologic isolates in the Endophthalmitis Vitrectomy Study. Am J Ophthalmol. 1996; 122: 1-17.
  3. Ng JQ, Morlet N, Pearman JW, Constable IJ, McAllister JL, Kennedy CJ, et al. Management and outcomes of postoperative endophthalmitis since the endophthalmitis vitrectomy study: The Endophthalmitis Population Study of Western Australia (EPSWA): fifth report. Ophthalmology. 2005; 112: 1199-206.