ISSN: 1889-5433 (papel) ISSN: 2254-5506 (digital) secretaria@mgyf.org

Artículo Original

Información del artículo


Historia del artículo:
Recibido el 24 de enero de 2020
Aceptado el 9 de febrero de 2020
On-line el 30 de abril de 2020


Palabras clave:
Funcionalidad del subsistema conyugal
Diabetes mellitus tipo 2
Nivel de conocimiento


*Autor para correspondencia
Correo electrónico:
osvaldo.garciatorres@gmail.com
(O. García Torres).

http://dx.doi.org/10.24038/mgyf.2020.008


Keywords:

Functionality of the conjugal subsystem
Type 2 diabetes mellitus
Level of knowledge

Carlos Ramón Rentería Alemán, Osvaldo García Torres*, Andrea Socorro Álvarez Villaseñor

Instituto Mexicano del Seguro Social. La Paz. Baja California Sur. México.


Resumen


Objetivo general. Identificar el porcentaje de apego a la Guía de Práctica Clínica (GPC) en el tratamiento de neumonías.

Introducción. La diabetes mellitus 2 (DM2) es la enfermedad con más prevalencia en México. Para evitar las complicaciones de esta es necesario conseguir un buen control glucémico. Para ello la participación de la familia es de suma importancia, en especial el subsistema conyugal.

Objetivo. Conocer la relación de la funcionalidad del subsistema conyugal y el nivel de conocimiento de la pareja del paciente con DM2 en el control de su enfermedad.

Métodos. Estudio observacional, transversal, descriptivo, en 140 pacientes con DM2 de la unidad HGZ + MF #1, La Paz, Baja California Sur, de la consulta externa de medicina familiar. Se realizó encuesta sobre la funcionalidad del subsistema conyugal y sobre el nivel de conocimiento a la pareja del paciente con DM2 y se evaluó el control glucémico en el expediente electrónico. Se aplicó estadística descriptiva para variables demográficas y x2 para la correlación de variables de estudio.

Resultados. De los 140 pacientes se observó un adecuado control glucémico en el 62,5 %. La relación de control glucémico y funcionalidad del subsistema conyugal no fue estadísticamente significativa (p= 1,477, IC 95 % 0,591-3,696); con el nivel de conocimientos sobre DM2 en la pareja tampoco fue estadísticamente significativa (p= 0,545, IC 95 % 0,339-2,577).

Conclusión. En esta serie no se encontró relación entre nivel de conocimientos sobre DM2 en el subsistema conyugal funcional o con disfunción moderada, y el control metabólico.

© 2020 Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.
Publicado por Ergon Creación, S.A.


Relationship of the functionality of the marital subsystem and level of knowledge of the partner with diabetes mellitus in the control of his/her disease

Abstract


Background. Diabetes mellitus 2 (DM2) is the most prevalent disease in Mexico. To avoid the complications of this, it is necessary to have a good glycemic control. For this the participation of the family is of paramount importance being the conjugal subsystem the first subsystem support.

Objective. To know the relationship of the functionality of the conjugal subsystem and the level of knowledge of the couple of the patient with DM2 in the control of their disease.

Methods. Observational, transversal study, descriptive study, in 140 patients with DM2 from the HGZ + MF # 1 unit, La Paz, Baja California Sur, from the external query of family medicine. The survey was conducted the survey on the functionality of the marital subsystem and level of knowledge to the couple of the patient with DM2 and the glycemic control in the electronic file was evaluated. Descriptive statistics were applied for demographic variables and x2, for the correlation of study variables.

Results. Of the 140 patients, an adequate glycemic control was observed in 62.5%, with the glycemic control relationship with the functionality of the conjugal subsystem was not significant (p=1,477, 95% CI 0,591-3.696), and with the level of knowledge about DM2 in the non-significant couple (p=0.545, 95% CI 0.339-2.577).

Conclusion. In this series, no relationship was found between level of knowledge about DM2 in the functional or moderate dysfunctional subsystem, and metabolic control.

© 2020 Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.
Published by  Ergon Creación, S.A.

Introducción

La diabetes mellitus tipo 2 (DM2) es una enfermedad crónico–degenerativa, de carácter heterogéneo, con grados variables de predisposición hereditaria y con participación de diversos factores ambientales. Se caracteriza por hiperglucemia crónica debido a la deficiencia en la producción o acción de la insulina, lo que afecta al metabolismo intermedio de los hidratos de carbono, proteínas y grasas1.

La OMS estima que 442 millones de adultos padecen DM2 en todo el mundo. Se estima que en México en 2016 la población afectada era el 10,40 %, de los cuales 9,70 % eran hombres y 11 % mujeres. México ocupaba la sexta posición mundial en prevalencia de DM2, con 11,5 millones de personas adultas que padecían DM2, unas de las primeras causas de muerte junto con las complicaciones asociadas al padecimiento2.

La Secretaría de Salud ha destacado que entre 1980 y 2015 se ha incrementado 6,7 veces el número de defunciones por DM2, al pasar de 14.626 decesos en 1980 a 98.521 decesos por esta causa en 20153.

Una vez realizado el diagnóstico, el principal objetivo del Sistema de Salud es asegurar el control efectivo de la diabetes. En México 5,3 % de las personas que habían sido diagnosticadas con diabetes por un médico en 2006 tenía un control adecuado de la enfermedad; la proporción aumentó a 25,6 % en 20124.

Las complicaciones tempranas o tardías de la DM2 (retinopatía diabética, nefropatía diabética, ateroesclerosis que participa en el desarrollo de infarto de miocardio, de eventos vasculares cerebrales, y de gangrena periférica) son consecuencia de un deficiente control metabólico en quienes la sufren. La consideración de control glucémico óptimo se basa en parámetros internacionales recomendados por la ADA (Asociación Americana de Diabetes)5,6.

El subsistema conyugal, el principal apoyo en el diabético, se constituye cuando un hombre y una mujer deciden unirse con la intención de constituir una familia, teniendo entre las principales cualidades para la implementación de sus tareas la complementariedad y acomodación mutua. Cuando un paciente presenta una enfermedad crónica, estos tres aspectos en la relación de pareja se ven mermados de una forma tan importante que pueden producir disfunción en el subsistema conyugal.

El análisis de la funcionalidad de la relación del subsistema conyugal es de trascendental importancia para todo el grupo familiar, pues se sabe que gran parte de los problemas familiares pueden provocar disfunción en el subsistema conyugal7.

Asimismo, el familiar puede vigilar la evolución de la enfermedad, ayudar al enfermo en la toma de decisiones y colaborar en el fomento de conductas saludables. Sin embargo, en algunos casos el médico no contempla a los familiares del paciente con DM2, ya sea como parte del apoyo para el apego al tratamiento o bien dentro de los planes alimenticios; en suma, los familiares no colaboran en el abordaje de la enfermedad8.

Ávila-Jiménez y cols. midieron la asociación del control glucémico con el apoyo familiar y el nivel de conocimientos en pacientes con DM2. El hallazgo principal en este estudio fue que los pacientes con DM2 que contaban con un apoyo familiar medio tuvieron 3,08 veces la posibilidad de presentar un descontrol glucémico estimado a través de HbA1c (≥ 6,5 %) (p= 0,043) comparado con un apoyo familiar alto. Estos hallazgos sugieren que el equipo de salud debe incorporar la evaluación de la red de apoyo familiar con que cuenta el paciente con DM2 y el conocimiento de sus condiciones específicas, independientemente de sus conocimientos sobre la enfermedad9.

Objetivo

El objetivo del presente estudio fue evaluar la relación entre el nivel de conocimientos en el subsistema conyugal y la funcionalidad del subsistema conyugal con el control glucémico del paciente con DM2.

Métodos

Estudio observacional, de tipo encuesta, transversal y descriptivo. Se realizó en 140 pacientes, de un universo de 6.250 pacientes con DM2 adscritos al Hospital General de Zona No. 1 + Medicina Familiar de La Paz, Baja California Sur. Se llevó a cabo de junio a julio de 2019.

El tamaño de la muestra se obtuvo mediante la fórmula de una sola proporción. Se entrevistó además al cónyuge acompañante para identificar la relación en la funcionalidad del subsistema conyugal y el nivel de conocimientos sobre DM2 y relacionar con el grado de control glucémico del paciente.

Se incluyó todo paciente con diabetes mellitus 2, independientemente del sexo, que acudiera a consulta de medicina familiar, que fuera acompañado de su pareja o cónyuge. Se excluyeron los pacientes con DM2 que no firmaron el consentimiento informado y se eliminaron las encuestas incompletas.

Se utilizó la encuesta de evaluación de funcionalidad conyugal, que evalúa la comunicación, la adjudicación y asunción de roles, la satisfacción sexual, el afecto y la toma de decisiones. De acuerdo a la puntuación registrada se calificó como funcional, con disfunción moderada o con disfunción grave.

Al cónyuge o pareja se le aplicó la encuesta de evolución de conocimientos sobre DM2, elaborada por Hess y Davis, de opción múltiple, con un alpha de Cronbach de 0,89. Esta encuesta evalúa conocimientos básicos sobre DM2. Se calificó como buen nivel de conocimientos a todo valor mayor o igual a 75 % de respuestas correctas.

Se calificó el control metabólico de cada paciente conforme a los criterios de la ADA 2017: hemoglobina glucosilada menor de 7,0 %, o glucosa capilar preprandial de 80-130 mg/dl, o glucosa capilar posprandial menor de 180 mg/dl. Se tomaron en cuenta los resultados de laboratorio reportados en el SIMF o en el sistema de laboratorio IMSS.

Para el análisis de variables numéricas y de razón utilizamos un análisis descriptivo con medidas de tendencia central (media) y dispersión (rango, desviación estándar). Para las variables cualitativas (dicotómicas y categóricas) se utilizaron frecuencias (%).

Para el caso de las variables evaluadas mediante frecuencias se utilizó la X cuadrada de Pearson, con cálculo de intervalos de confianza al 95 %. Se consideró como estadísticamente significativo un valor de “p” igual o menor a 0,05.

Una vez recogidos los datos, se procedió a codificar las respuestas para efectuar el procesamiento de los mismos y el análisis estadístico pertinente. Se empleó el paquete Excel 2010 y SPSS 22.

De acuerdo a la Ley General de Salud vigente en México, el estudio fue considerado sin riesgo. Fue autorizado por el Comité de Investigación y el Comité de Ética en Investigación de la Unidad Hospitalaria, con el número de registro: R-2018-301-010.

Resultados

Se realizó un estudio transversal en 140 pacientes con diabetes mellitus 2, adscritos al Hospital General de Zona 1 + MF, La Paz, Baja California Sur, para evaluar la relación de la funcionalidad del subsistema conyugal y el nivel de conocimiento de la pareja para colaborar en el control de su enfermedad.

Las características sociodemográficas más importantes fueron las siguientes (Tabla 1): sexo femenino 97 (67,4 %); edad media 56,71 (DE 9,982) años; 132 (91,7 %) casados; 132 (91,7 %); nivel de educación con licenciatura 61 (42,4 %); ocupación predominante del cónyuge empleado general, 47 (31,3 %), funcionalidad conyugal funcional 128 (85,3 %); nivel no aceptable de conocimientos sobre DM2 en la pareja o cónyuge 131 (87,3 %); y sobre control glucémico 90 (62,5 %).

Al hacer el análisis inferencial entre funcionalidad conyugal y control glucémico encontramos que se comporta de manera similar en los pacientes controlados y en los no controlados (p= 0,21, IC95 % 0,59-3,69). El nivel de conocimiento en la pareja se comporta de manera similar (no aceptable) independientemente del grado de control del paciente (p= 0,54; IC95 % 0,33-2,57) (Tabla 2).

Tabla 1 – Características sociodemográficas de los pacientes (n= 140).
Tabla 2 – Control glucémico y funcionalidad del subsistema conyugal (n= 140).

Comentario

Gómez Encino y cols.10 encontraron un predominio de pacientes con DM2 en el sexo femenino (61,9 % con un rango de edad de 56 a 65 años; el 63,9 % poseían un nivel adecuado de conocimientos sobre el control glucémico. En cambio, en nuestro estudio encontramos que el sexo masculino (67,4 %) predominaba en la población estudiada.

El 87,3 % de los cónyuges de los pacientes con DM2 adscritos al HGZ + MF No 1 tenía un nivel no aceptable de conocimiento sobre aspectos de la DM2, a diferencia de lo encontrado por Valádez-Figueroa y cols.11, ya que ellos encontraron hasta un 72 % de conocimientos aceptables; otra diferencia con dicho estudio es que en nuestra serie predominó el sexo femenino en los cónyuges. En el estudio citado encontraron que solo 16 % de los pacientes estaban controlados; en nuestro estudio observamos que 90 % de la población estudiada tenía un adecuado control glucémico.

El 85,3 % subsistema conyugal fue funcional, en comparación con el estudio de Rivera y cols.7, en que el 62 % de las parejas tenían situación de disfunción. En el nivel educativo, el citado estudio encontró un predominio de estudios básicos primarios; en cambio, en el nuestro hallamos predomino del nivel educativo superior (42,4 %). En ambos estudios se ha encontrado asociación entre la funcionalidad del subsistema conyugal y el descontrol glucémico; en el nuestro el 54,2 % de la población estudiada se encontraba con buen control glucémico y subsistema conyugal funcional.

Urbán Reyes y cols.12 observaron en 196 pacientes de una unidad de primer nivel de atención del estado de Sonora, México, que el control glucémico fue de 70,4 %; el 29,6 % presentaba un descontrol glucémico. Son datos muy parecidos a los nuestros: un 62,5 % de la población estudiaba presentaba aceptable control glucémico.

Moreno Morales y cols.13 estudiaron pacientes con DM2 y disfunción eréctil. El 47,48 % presentó un buen funcionamiento conyugal, el 24,2 % disfunción conyugal moderada y el 14,61 % disfunción grave. En nuestro caso observamos que el 85,3 % presentó un buen funcionamiento conyugal y el 14,7 % disfunción conyugal moderada.

Parte de los hallazgos pudieran explicarse por que, a pesar de que el cónyuge no tiene adecuado conocimiento de la enfermedad, el paciente se apega al tratamiento y eso mejora su control.

Se sugiere que el médico de familia debe tener mayor comunicación con todo el sistema familiar del paciente con DM2; institucionalmente el equipo de trabajo médico, asistente y Trabajo Social deben coordinarse para poder insistir en la participación de toda la familia en el caso de enfermedad de algún miembro.

Conclusión

La funcionalidad del subsistema conyugal es buena en la mayoría de los pacientes con DM2, pero el nivel de conocimientos en la pareja sobre DM2 es pobre; aun así, esto no presenta una relación con el adecuado control glucémico del paciente, ya que se demostró que hay un buen control glucémico en el 62,5 % de los pacientes observados. A pesar de contar con Trabajo Social en las unidades de primer de nivel de atención, no se logra que la pareja o cónyuge también se implique en la enfermedad del paciente, algo que puede aumentar el nivel de control glucémico en los pacientes con DM2.

En esta serie no se encontró relación entre nivel de conocimientos sobre DM2 en el subsistema conyugal funcional o con disfunción moderada, y el control metabólico.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía


  1. Secretaria de Salud. NOM 015-SSA2-2010 para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus en la atención primaria. Diario Oficial de la Federación. 23 de noviembre de 2010; (Segunda Sección); 1-40.
  2. OMS. Informe mundial sobre la diabetes. Resumen de orientación 2016; 1-5. Disponible en: https://www.who.int/diabetes/global-report/es/
  3. Senado de la República. LXIII legislatura. Proposición con punto de acuerdo por el que la Senadora Lucero Saldaña Pérez, exhorta a la secretaria de salud y a los gobiernos de las entidades federativas del país a incluir de manera activa a los municipios del país en el complimiento que derivan de la Declaratoria de emergencia epidemiológica EE-4-2016 para todo el territorio nacional, ante la magnitud y trascendencia de los casos de diabetes mellitus. Disponible en: https://infosen.senado.gob.mx/sgsp/gaceta/63/2/2017-02-16-1/assets/documentos/PA_DIABETES%20MELLITUS.pdf
  4. Basto-Abreu, A, Barrientos T, Rojas R. Prevalencia de diabetes y descontrol glucémico en México: resultados de la Ensanut 2016. Salud Publica Mex. 2020; 62: 50-9. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/salpubmex/sal-2020/sal201g.pdf
  5. American Diabetes Association. Standards of Medical Care in Diabetes. Diabetes. 2017; 40(Supl): S1-135.
  6. Gabetta J, Amarilla A, Rivelli R. Control glucémico de pacientes diabéticos en dos Unidades de Salud Familiar, Paraguay, 2018. Estudio piloto. Rev Virtual Soc Paraguaya Med  Int. 2019; 6: 21-30.
  7. Rivera-Villalobos, Nájera-Ruiz AS. Subsistema conyugal en el control glucémico del paciente diabético del Hospital Naval de Especialidades de Veracruz. Rev Mex Med Fam. 2018; 1: 14-20.
  8. García Morales, G, Rodríguez Pascual A, Garibo Polanco RE. Apoyo familiar y control glucémico en pacientes con diabetes tipo 2 en una unidad de medicina familiar de Acapulco, Guerrero, México. Aten Fam. 2018; 25: 1.
  9. Ávila-Jiménez L, Cerón D, Ramos-Hernández RI, Velázquez L. Asociación del control glicémico con el apoyo familiar y el nivel de conocimientos en pacientes con diabetes tipo 2. Rev Méd  Chile. 2018; 141: 173-80.
  10. Gómez-Encino GC, Cruz León A, Zapata Vázquez R. Nivel de conocimiento que tienen los pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2 en relación a su enfermedad. Salud en Tabasco. 2015; 21: 17-25.
  11. Valádez-Figueroa IA, Aldrete-Rodríguez MG, Alfaro-Alfaro N. Influencia de la familia en el control metabólico del paciente diabético tipo II. Salud Publica Mex. 1993; 35: 464-5.
  12. Urbán-Reyes BR, Coghlan-López JJ, Castañeda-Sánchez O. Estilo de vida y control glucémico en pacientes con Diabetes Mellitus en el primer nivel de atención. Aten Fam. 2015; 22: 68-71.
  13. Moreno Morales MC, Arrieta Pérez R, Luna Domínguez C. Impacto de la disfunción eréctil sobre la funcionalidad del subsistema conyugal del paciente diabético. Arch Med Fam. 2008; 10: 42-6.